#NotaDePrensa Ministerio Sanidad, Consumo y Bienestar Social recomienda #vacunación #gripe a personas mayores, grupos de riesgo y personal sanitario #lavozbrunete #brunete

Frente a la GRIPE VACÚNATE, sobran motivos

La gripe es una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno. El período de incubación es de 48 horas con una variación entre uno y siete días. Se transmite por el aire al toser y estornudar.

Por noveno año consecutivo se ha promovido un Acuerdo marco para la selección de suministradores de vacunas frente a la gripe, suscrito por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Las instituciones participantes para la temporada 2019-2020 son, además del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el de Defensa, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (Interior), INGESA y 9 Comunidades Autónomas: Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja, así como las ciudades de Ceuta y Melilla. Mediante este procedimiento se han podido adquirir algo más de 3 millones de dosis de vacunas y obtener un ahorro superior a los 4 millones de euros.

La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones. Son también fundamentales las medidas higiénicas para disminuir la transmisión, destacando entre ellas las siguientes:

  • Taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con pañuelos desechables.

  • Lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado.

  • Procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.

El Sistema Nacional de Salud proporcionará las vacunas de manera gratuita a las personas incluidas en los grupos de población recomendados. Estos son a grandes rasgos los siguientes (para mayor detalle aún accede a la nota de prensa del Ministerio AQUÍ):

Personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.

Personas con menos de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

  • a) Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
  • b) Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con:
  1. diabetes mellitus
  2. obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3 DS en la infancia)
  3. enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico
  4. hemoglobinopatías y anemias
  5. trastornos de la coagulación
  6. hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples
  7. asplenia o disfunción esplénica grave
  8. enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico
  9. enfermedades neuromusculares graves
  10. inmunosupresión (incluyendo las inmunodeficiencias primarias y la originada por la infección por VIH, por fármacos –incluyendo tratamiento con eculizumab-, en los receptores de trasplantes y déficit de complemento)
  11. cáncer y hemopatías malignas
  12. implante coclear o en espera del mismo
  13. fístula de líquido cefalorraquídeo
  14. enfermedad celíaca
  15. enfermedad inflamatoria crónica
  16. trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.
  • c) Menores entre los 6 meses y los 18 años de edad, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • d) Personas de cualquier edad (≥ 6 meses) institucionalizadas de manera prolongada.
  • e) Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.
  • f) Menores entre los 6 meses y los 2 años de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación.

Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:

  • Personal de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada, así como personal de oficinas de farmacia. Se hará especial énfasis en el personal que tiene contacto mantenido con pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
  • Personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores (definidos en puntos 1 y 2).
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos los menores a partir de los 6 meses de edad, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial.

Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:

  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales
  • Personas con exposición laboral directa a aves domésticas o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social


Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.