Madrid ofrece el Zendal para que el Ministerio del Interior establezca allí una oficina de atención, registro y documentación de refugiados de Ucrania #lavozbrunete

Madrid ofrece emplear las dependencias del Hospital público Enfermera Isabel Zendal para que el Ministerio del Interior establezca allí una oficina de atención, registro y documentación para los refugiados recién llegados de Ucrania. Según el ejecutivo madrileño, el objetivo es reducir el calvario administrativo, además hiper regulado, de los refugiados, poniendo a su disposición, en un único recinto, una atención inmediata y completa desde el punto de vista sanitario y burocrático.

El Gobierno regional ha creado un registro único de refugiados ucranianos donde se tendrán que inscribir
para acceder a los servicios públicos.

Se han puesto a disposición del Estado 1.537 camas hospitalarias, 1.209 plazas de recursos sociales y puestos de vacantes educativas. Se han atendido a 449 refugiados en centros sanitarios madrileños, escolarizado a 236 alumnos y ocupado ya 150 plazas en los albergues públicos regionales.

El próximo viernes 18 de marzo se activará el teléfono 900 822 833 con atención en ucraniano para atender a las demandas de los desplazados.

Además, Madrid anuncia va a donar 70.000 unidades de medicamentos a Ucrania recogidos en 17 hospitales públicos de la región, principalmente antibióticos para infecciones, analgésicos para el dolor, antiinflamatorios, anestésicos, sueros y tratamientos contra el VIH para niños y adultos. Los fármacos se van a centralizar en el almacén del Hospital Enfermera Isabel Zendal, donde se adecuarán para ser enviados a su destino.

Más de una treintena de camiones han partido ya hacia Ucrania transportando más de 217.000 kilos de ayuda solidaria y humanitaria.

Así mismo, la Comunidad de Madrid incrementará el número de aulas de enlace para que los alumnos ucranianos que han llegado a la región tras la invasión rusa aprendan español en los centros educativos madrileños sostenidos con fondos públicos. Con estas clases se facilita la integración de los estos estudiantes extranjeros que se incorporan y presentan carencias en el conocimiento de la lengua. Estas unidades acogen a menores desde los 9 hasta los 16 años y se ampliarán en función de las necesidades de escolarización. El curso 2021/22 comenzó con cerca de 80 aulas de estas aulas y alrededor de 1.000 plazas. Además, la plantilla docente se complementará con la ayuda de intérpretes.

Para los mayores de 16 años que tengan dificultades con el idioma, la Comunidad de Madrid ha establecido que sean matriculados tanto en los Colegios de Educación para Adultos (CEPA), de los que en la región existen 36, como en alguna de las 75 Escuelas Oficiales de Idiomas.

Para los menores de 9 años, la Consejería de Educación ha diseñado una estrategia basada en un aprendizaje más natural del idioma, de tal manera, que convivirán en las aulas de los centros educativos con el resto de los alumnos de su edad.

Además, el Ejecutivo madrileño facilita a asociaciones ucranianas para que durante los fines de semana puedan utilizar cuatro centros educativos públicos con el fin de impartir clases de Lengua, Literatura, Geografía e Historia de su país, además de incidir en la mejora y el aprendizaje de castellano.


Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.